Ir a contenido
Biobizz. Cosechas abundantes, orgánicas y deliciosas

Biobizz. Cosechas abundantes, orgánicas y deliciosas

 Todos los cultivadores buscamos obtener los mejores resultados a la hora de cosechar nuestras plantas de cannabis, pero no todos buscamos lo mismo, hay quienes dan prioridad a obtener grandes cosechas con altos márgenes de producción, dejando en segundo plano las propiedades y características organolépticas de sus flores; y por otro lado, están quienes prefieren poner su atención en la búsqueda de la mejor calidad de sus cogollos, tanto en sabor y aroma, como en su aspecto, buscando lograr obtener los sabores y aromas más intensos y limpios de cada variedad. Para lograr hacer esta diferencia debemos conocer el origen y el funcionamiento de los nutrientes con los que trabajamos. 

 ¿Sabes qué tipo de nutrientes le echas a tus plantas?

 Normalmente a la hora de cultivar nuestra hierba o nuestros alimentos pasamos por alto esta pregunta y muchas veces, sin saberlo, buscando maximizar nuestros resultados, usamos nutrientes de tipo mineral o sintético, que podrían tener altas concentraciones de metales pesados como mercurio, arsénico o  plomo, que por un lado pueden interferir en el sabor y calidad de nuestra cosecha, y por otro pueden terminar dañando el medio ambiente y nuestra salud, debido al impacto que generan las trazas de estos metales.

Minerales vs Orgánicos

 La principal diferencia entre los fertilizantes orgánicos y los minerales radica en su procedencia. Los fertilizantes minerales son obtenidos a partir de la transformación de distintos elementos químicos, que pueden encontrarse en la naturaleza -como rocas- o sintetizarse en un laboratorio. Por su composición son asimilados inmediatamente por las plantas por lo que es fundamental medir tanto el pH como la electro conductividad del agua (EC) para lograr una correcta absorción de nutrientes y evitar una sobrefertilización. Su principal ventaja es el aumento del rendimiento de las plantas gracias a su rápida absorción, aunque, como lo mencionamos anteriormente, los resultados pueden no ser los mejores en calidad si la fertilización no fue controlada durante el cultivo, por lo que se recomienda siempre hacer un lavado de raíces intensivo, con limpiadores o flush antes de cosecha, con el fin de eliminar la mayor cantidad de sales minerales presentes en el sustrato.

 Por su parte, los fertilizantes orgánicos provienen de la descomposición de materia vegetal o animal, como algas marinas, harina de pescado y guano de lombrices o murciélagos, que son extraídos de manera respetuosa con el medio ambiente. Con su aplicación se liberan microorganismos que transforman los nutrientes del sustrato en alimento disponible para las plantas; además es ideal trabajar con agentes como hongos y bacterias que apoyen este proceso de degradación de los elementos, enriqueciendo de esta forma la vida que hay en el suelo. Las flores cultivadas con este tipo de fertilizantes suelen destacar por sus sabores y aromas intensos y reales. No es necesario un lavado de raíces excesivo y para esto, en las últimas semanas del cultivo, se usan enzimas para degradar la materia orgánica muerta que pueda afectar el resultado final. Este tipo de fertilizantes nos dan la posibilidad de mantener una relación sana con nuestro planeta sin causarle daño mientras cultivamos nuestra hierba.

Biobizz. Apostando por el cultivo Orgánico desde los 90’s

 Es por ello que desde 1992 Biobizz -marca nacida en Groningen, Holanda- viene trabajando en el desarrollo de nutrientes y sustratos 100% orgánicos, utilizando materias primas certificadas de origen controlado y evitando el uso de cualquier tipo de aditivo artificial, pesticidas sintéticos o metales pesados, garantizando excelentes resultados tanto en la calidad como en cantidad de nuestros cultivos y respetando el nuestro planeta.

 Esta empresa, que nació como una pequeña compañía familiar, tiene como filosofía fomentar el desarrollo de la agricultura orgánica haciendo que llegue al mayor número de personas en el mundo, reduciendo el impacto que nuestros cultivos puedan causar en el medio ambiente, al mismo tiempo que obtenemos cosechas abundantes y deliciosas. Al día de hoy es una de las empresas con mayor cantidad de certificaciones de importantes agencias como OMRI y Control Union, lo cual da cuenta de la calidad de sus productos.

 Su producto estrella y uno de los más buscados en el mercado es Bio Heaven, un bioestimulante metabólico rico en aminoácidos, que contiene distintos agentes que aceleran la actividad enzimática y la absorción de nutrientes de las plantas. No solo mejora su metabolismo sino que también ayuda a eliminar elementos tóxicos, potenciando su sistema inmune. Sumado a lo anterior, las plantas también poseen una mayor capacidad de retención de humedad y sufren menos estrés por falta de agua.  

 Junto a Bio Heaven, no puede faltar en las vitrinas de ningún growshop su línea de Trypacks  Indoor, Outdoor, Hydro y Stimulant que han facilitado y hecho más accesible el cultivo orgánico a cultivadores profesionales y novatos de todo el mundo.

 Gracias a este camino recorrido, Biobizz se ha consolidado como una de las principales marcas de nutrientes a nivel mundial con presencia en más de 64 países. Actualmente su central de operaciones está en Bilbao en donde están todos sus departamentos desde marketing hasta producción, además de contar con oficinas en Barcelona, Francia, Reino Unido y Estados Unidos.

 Actualmente Biobizz trabaja en distintos proyectos de I+D+I (Investigación, Desarrollo e Innovación), durante el 2020 se alió con el Instituto Vasco de Investigaciones Agrarias NEIKER con el fin de trabajar en innovación en el sector agrícola y el desarrollo de nuevos productos. Por otro lado cuentan con un invernadero llamado Biobizz Greenhouse, ubicado entre las montañas al norte de España donde prueban todos sus productos en plantas, frutas y verduras y trabajan en colaboración con marcas locales.

 Para Biobizz, el cultivo orgánico representa la posibilidad de aprovechar al máximo los recursos que nos ofrece la naturaleza, convirtiéndolos en fertilizantes que nos garanticen cultivos sanos, cosechas abundantes y resultados deliciosos a la hora de fumar. ¿Y tu, ya has cultivado con orgánicos?

  Por: Javier Mondaca / @terricolagrows

                               

 

Artículo siguiente ¿Qué es un buen grinder?

Dejar un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer

* Campos requeridos