NoticiasAutocultivoProyecto Autocultivo: Libertad Restringida
12-11-2015 | Autocultivo | Autor: Alvaro León

Proyecto Autocultivo: Libertad Restringida

 

th_03534ec9bf0ad37ce39eb848e14a0828_1447351164309809

 

La delgada línea legal y restrictiva entre el consumo privado de cannabis y el narcotráfico es el motor de las intervenciones y modificaciones en el proyecto de ley de autocultivo y consumo de marihuana.

Con nuevas restricciones el ejecutivo ingresó el martes las indicaciones al proyecto de despenalización de la marihuana. Solo una planta es la que se podrá cultivar ahora en casa versus seis que habían sido aprobadas antes. El porte de cannabis disminuyó de 10 gramos a dos por persona para uso privado.

Según la nueva propuesta del gobierno, “se presumirá de derecho que concurre la circunstancia de uso o consumo personal y próximo en el tiempo cuando se posea, transporte, guarde o porte cantidades iguales o inferiores a dos gramos de cualquier especie, subespecie o variedades vegetales del género cannabis”.

“Es claramente prohibicionista y censurador”, declaró la Diputada independiente Karla Rubilar agregando que “van a dejar a una gran cantidad de consumidores como criminales, porque sobre los dos gramos va a ser considerado un delito”, “Este proyecto no se puede aprobar así y es preferible que muera hoy”, dijo.

¿Cuatro cigarrillos de marihuana en la vía pública? ¿Una planta por casa?. Queda en evidencia que la libertad es restringida y reprimida, ya que si una persona guarda en su casa cosecha anterior y es descubierta teniendo un nuevo cultivo será multada y procesada. Sin embargo el dinero recaudado e las multas ingresarán a un fondo especial del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol, con el objetivo de ser utilizados en programas, proyectos, estudios, investigaciones y, en general, medidas de prevención del consumo, así como el tratamiento, rehabilitación y reinserción social de los afectados”.

Así mismo quienes entreguen cannabis a menores de edad arriesgarán penas de “presidio menor en su grado máximo a presidio mayor en su grado mínimo, y multas de 40 a 400 unidades tributarias mensuales”.

Según la visión del diputado PS Juan Luis Castro hay que destacar que el umbral que se intenta dilucidar es la brecha que existe entre el consumo privado y el narcotráfico, por lo que tener un margen estrecho mantiene el terreno tanteado de quién es narco y quién es un mero fumón.

No todo es malo en esto, por un lado vemos un gobierno abierto a sacarse la venda, aunque sea de un solo ojo, al reconocer que tenemos el derecho/necesidad de autocultivar, que es el tema de fondo, si bien la figura de una planta no satisface las necesidades de la mayoría de los usuarios no es menor que no fija ni determina el tamaño de la planta a cultivar y se podrá mantener en casa el resultado de la cosecha de una planta que tampoco tiene una cantidad determinada pudiendo ser alguna variedad extremadamente productora como una con escasa cosecha, lo que podría hacer que los dotes de un buen cultivador florezcan impulsandonos a tener plantas cada vez más grandes para poder lograr abastecernos y en el caso más probable que se transforme en letra muerta y la necesidad haga que tengamos que cultivar más debiendo probar que está destinado todo el autocultivo al autoconsumo y no al tráfico.

La ley presumirá de DERECHO (no admite prueba en contrario), que tener una planta, portar 2 gramos o mantener la cosecha de una planta, no es constitutivo de delito alguno, sobre esta cantidad tendremos que probar (el imputado – vulnerando el principio de inocencia) que está destinado, el cultivo, porte o guarda, al consumo personal y próximo en el tiempo, lo que nos deja en el mismo escenario actual sin modificación alguna pero donde debemos probarlo a partir de cualquier planta o cantidad portada o guardada.

 

 

 

th_03534ec9bf0ad37ce39eb848e14a0828_1447351164309809
155