NoticiasCultura y Artes“Marihuana sintética” La reina de las drogas artificiales
1-08-2016 | Cultura y Artes | Autor: Alvaro León

“Marihuana sintética” La reina de las drogas artificiales

John W. Huffman es el químico estadounidense que creó la “Marihuana sintética”, conocida también como: K2 o Spice, y que hoy por hoy se propaga por todo el mundo incrementando su consumo alarmantemente, ya que el mismo autor de este invento tildó de “idiotas” a quienes lo consumen para animar sus momentos recreativos.

 

spice-diamond-open-packet

Esta sustancia fue creada con fines netamente científicos, por lo que su autor nunca imaginó que el auge en eventos sociales tomaría forma tan rápido, sobre todo tratándose de un producto cuya toxicidad es muy elevada.

La “Marihuana sintética” o K2 no tiene nada que ver con el cannabis natural, su única similitud es el nombre, pero no tienen punto alguno para poder compararlas. Son productos distintos.

K2 puede provocar una gran variedad de graves efectos secundarios: agitación, vómitos, alucinaciones, paranoia, convulsiones, taquicardia, problemas cardíacos, derrame cerebral, psicosis aguda y muerte.

Es así como las salas de urgencias en Estados Unidos han presentado un incremento en el ingreso de pacientes con sobredosis de esta droga, lo que desata un estado de alerta al respecto.

El spice, el K2 y las sales de baño (es el nombre usado por los comerciantes para enmascarar el contenido real de estas sustancias) se han convertido en la segunda droga más consumida por los jóvenes norteamericanos, teniendo por delante solamente al cannabis.

Y ¿Que son los cannabinoides sintéticos?

Primero que todo explicaremos qué es una droga sintética.

Entonces: una droga sintética es aquella que no ha sido extraída de las plantas. Es obtenida en un laboratorio con reactivos químicos, dando lugar a drogas muy semejantes a las naturales. Es decir está modificada y es más difícil eliminarla del organismo, pudiendo producir situaciones anómalas.

Los cannabinoides sintéticos se refieren a un número creciente de compuestos químicos artificiales que alteran la mente. Son llamados cannabinoides porque pertenecen a la familia de compuestos químicos encontrados en la planta de marihuana.

Debido a esta similitud, los cannabinoides sintéticos algunas veces son llamados, engañosamente, “marihuana sintética” (o “fake weed”), y son publicitados con frecuencia como alternativas legales y “no peligrosos” de la marihuana. Pero sin duda la realidad es diferente, son más peligrosos y nocivos que la planta de marihuana y afecta más al cerebro pudiendo tener efectos impredecibles y en algunos casos, severos o hasta fatales.

88940

 

Los cannabinoides sintéticos afectan con gran fuerza los receptores cannabinoides del cerebro. Su acción en el cerebro puede ser similar al provocado por la marihuana natural, pero el efecto físico es muy diferente”, explicó el toxicólogo Jeff Lapoint.

“Los consumidores de la marihuana convencional suelen ser interactivos, graciosos, divertidos, y sus efectos desaparecen al cabo de poco tiempo. En cambio las personas que han tomado marihuana sintética parece que hayan ingerido anfetaminas, están serios, sudorosos y agitados”, explicó el profesor Lewis Nelson, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York.

Hay una serie de componentes de esta marihuana sintética que nuestro cuerpo no puede desactivar. “Algunos de los metabolitos del cannabis sintético no pueden ser desactivados por nuestro cuerpo. Además, en las drogas sintéticas está ausente el cannabidiol, presente en la marihuana natural, un compuesto que evita algunos efectos secundarios en nuestro organismo”, dijo el profesor de farmacología y toxicología Paul Prather, de la Universidad de Arkansas.

cb2-300x181

Para ser fumada se deposita un poco sobre tabaco o alguna materia vegetal seca (como incienso herbal). También son vendidos en forma líquida para ser vaporizados e inhalados en cigarrillos electrónicos y otros aparatos (inciensos líquidos).

 Debido a la creciente y variada oferta de este tipo de sustancias, los expertos han encontrado dificultades para determinar unos efectos que sean comunes a todos los tipos de marihuana sintética.

Esta droga es fabricada en laboratorios clandestinos por lo que no tienen ningún control de calidad. Las dosis varían de acuerdo al laboratorio y no se sabe la cantidad y calidad de hierbas, pulverizadores y cannabinoides usados por los productores. Para la fabricación de esta sustancia solo se necesitan conocimientos básicos de química.

Así como las drogas y sustancias nocivas crecen día a día. Nosotros apostamos por una educación de calidad al respecto. Invitamos una vez más a los usuarios de cualquier planta de poder o drogas sintéticas a tomar conciencia de lo que se está dispuesto a transar y a pagar por conseguir un fin o un viaje psicodélico…o simplemente una ayudita al alma para sobre llevar este ritmo, esta vida. Por esto educarse e informarse es el principal peldaño por dónde comenzar a indagar, y así poder elegir libremente qué consumir, cuánto consumir y dónde encontrar lo que se quiera consumir.

Test alt
156