NoticiasInternacionalMadre a hijo, la recuperación milagrosa tras la administración de cannabis
31-03-2017 | Internacional | Autor: Community Manager

Madre a hijo, la recuperación milagrosa tras la administración de cannabis

Deryn Blackwell de 13 años recupera su vida tras medicarse con un fármaco basado en marihuana, el que no se encontraba disponible en el Reino Unido, sin embargo los médicos lo recomendaron a los padres y aconsejaron que podría servirles para tratar a su hijo al cual solo le habían dado dos semanas de vida después de su último chequeo.

Solo cinco personas en el mundo padecen Sarcoma de células de Langerhans (HCL), un tipo de cáncer y Deryn lo padecía, a este diagnóstico se sumaba el de Leucemia, el cual le fue detectado a los 10 años. La suma de estos dos cánceres situaron al joven a ser uno de cada siete mil millones de habitantes del mundo que padecían estos dos cánceres.

Callie, la madre de Deryn, recurrió a tratar a su hijo con Bedrocan, un fármaco basado en el cannabis. “Tomamos una decisión que horrorizaría a muchos padres si leen esto y también me horrorizó a mi” afirmó la madre.

Para los padres tratar a su hijo con este medicamente rompía con todos su principios y esquemas. No tenían ninguna buena referencia con respecto de la marihuana y las drogas en general, sin embargo si esto ayudaba a su hijo a poder escapar de su tormento, los padres estarían dispuestos a tranzar estos principios sin duda alguna.

El padre de Deryn, Simon y la madre, Callie, comenzaron la búsqueda de la marihuana por todos lados, pese a que sabían que era ilegal se aventuraron a preguntar en estaciones de servicios, en los barrios marginales y en cuanto lugar se les ocurriera que podían encontrarla.

La salud de Deryn empeoraba. Los médicos les dijeron que si no había mejoría en dos semanas, lo pondrían en cuidados paliativos.

Callie hizo una ‘tintura’ adecuada para un vaporizador personal y se la dio a Deryn. “Después de diez minutos, Deryn dijo que el dolor le había disminuido un poco y se sentía más relajado”, eran las palabras que la madre estaba esperando oír.

En diciembre del 2013 el dolor continuó y volvió al hospital. Posteriormente Deryn abandonó el centro y planeó su propio funeral.

Una noche, Deryn le dijo a su madre que no quería más Morfina “Me hace sentir como si no estuviera aquí”, fueron las palabras que expresó. Fue así como la Callie, que no quería ver sufrir más a su hijo, decidió darle una pequeña cantidad de tintura de cannabis directamente en la boca cuando nadie le observaba…solo bastó media hora para que la medicina surtiera efecto y la paz corporal tomara forma.

“En los próximos días, mi prioridad era permitir que muriese con sus facultades intactas, así que cuando Deryn sentía una punzada en algún lugar, le ponía otros 5 ml de tintura debajo de la lengua y, a los pocos minutos, se sentía bien de nuevo”, cuenta Callie.

Poco tiempo después, un médico de cuidados paliativos le dijo a la madre que: “Ya no estamos seguros de que Deryn se esté muriendo”. Ahora con 17 años, Deryn va por buen camino, fuerte y derecho por la vía de la vida.

Durante mucho tiempo la boca, dedos, estómago, encías,  lengua, caderas,  rodillas, piernas y espalda de Deryn habían sufrido constantemente dolores. Esto ya está siendo parte del pasado y poco a poco ha ido eliminando los cuidados paliativos.

Esta experiencia no lleva más que a la fortaleza del alma y a mostrar que aún falta mucho por investigar y explorar. Entender que somos nosotros nuestros propios conejillos de india y si no nos educamos y nos cuidamos adecuadamente, vendrán otros a vendernos gato por liebre, como ha sido hasta ahora, o nos venderán la medicina a un precio estratosférico.

“Me acuerdo del milagro en mi hijo cada vez que miro Deryn y sé en mi corazón que todo lo que el futuro nos lance a nosotros, podremos hacerle frente. Siempre lo hacemos “… Callie, madre valiente!

 

 

 

bedrocan
150