NoticiasCultura y ArtesFallece Franco Loja, el cazador de cepas
5-01-2017 | Cultura y Artes | Autor: Community Manager

Fallece Franco Loja, el cazador de cepas

Consternado se encuentra la sociedad cannábica con la muerte del genetista italiano Franco Loja perteneciente al emblemático dúo de Strain Hunters junto con Arjan Roskam y breeder en la familia GreenHouse  Seeds.

Este reciente 2 de enero dejó de existir Franco Loja con tan solo 42 años de edad y un oficio-profesión que lo tenía consumado, de buena manera, inmerso en su laburo de genetista y criador de plantas.

Viajó por todo el mundo en busca de diferentes variedades de cannábis. Todas sus aventuras quedaron registradas en una serie en youtube la cual tenía suscrito a más de 60.000 personas y su cuenta de instagram era seguida por alrededor de 100.000 seguidores.

Es justamente en uno de estos viajes que Franco sufrió un ataque de malaria cerebral mientras se encontraba en el Congo ayudando a construir un proyecto para frenar esta enfermedad, según informó Green Hause en su cuenta de Facebook.

En el año 2000 Franco comenzó su trabajo en Greenhouse, ya para el 2007 tenía instaurado en youtube la serie de videos Strain Hunter en la que se podían ver todas las aventuras que este dúo vivía en busca de las variedades más extrañas y autóctonas, las que posteriormente era conservadas y se convertían a su vez en la matriz de sus variedades produciendo así nuevos cruces. Este trabajo fue merecedor de muchos premios y galardones.

“El cannabis es mi pasión, mi pan, mi hogar. Siento que es mi deber asegurar que esta asombrosa planta se conserva y se disfruta. Soy un fumador, un cultivador, un criador, y una cazador de cepas. Para la vida “, palabras de Franco extraídas de la página de Green Hause.

Esperamos de corazón que este suceso sea una fuente de inspiración para aquellos amantes del cannabis en el ámbito de cultivo y genética. Que su muerte trascienda la forma y los actuales y futuros criadores y cazadores de cepas tengan una musa inspiradora para desempeñar su trabajo y atreverse a donarse a él.

 

 

 

 

132