NoticiasAutocultivoCultivo exterior: Primeros pasos para comenzar la aventura outdoor
13-12-2016 | Autocultivo | Autor: Community Manager

Cultivo exterior: Primeros pasos para comenzar la aventura outdoor

La primavera ya se asomó, el calor nos invade y ya es momento para el cultivo en exterior.

Para comenzar a preparar el trabajo de cultivo outdoor es importante ir poco a poco sin apurarse, abasteciéndose de lo necesario y vislumbrando qué es lo que se cultivará.

Antes que todo es recomendable ir buscando el lugar donde se dará paso al cultivo de marihuana. Para esto se recomienda buscar zonas que les llegue buen sol, lejos de maleza o árboles que hagan sombra en la primera parte del proceso. Es importante estar constantemente limpiando las cercanías del cultivo hasta la cosecha.

Luego de que tienes identificado el espacio, piensa qué cultivarás. Esto dependerá del tamaño del lugar que designes para ello. Si quieres plantas pequeñas debes esperar hasta último momento para germinarlas, esperar a que avance un poquito la primavera y luego comenzar el proceso. Tampoco plantes sativa, estas crecen incluso en el periodo de floración.

Ahora, si el espacio disponible es amplio y puedes darte el gusto de permitirle a la planta que crezca a sus anchas, germina al comenzar la primavera, justo cuando terminen de pasar las heladas y los fríos que abundan al principio de esta para que alcances todo el esplendor del sol y el calor del verano que llevarán a tus plantas al infinito.

Si ya sabemos qué plantaremos y dónde lo haremos, el factor de éxito de todo este trabajo será el sustrato que usaremos para nuestro proceso de cultivo. Si se plantará en tierra madre este debe prepararse con tiempo antes de comenzar de lleno el proceso de cultivo.

Las macetas solo necesitan un par de sacos para empezar a cultivar. Si plantamos en la tierra misma es recomendable comenzar a hacer un agujero, sacar la tierra y esta misma mezclarla con humus de lombriz, guano, perlita, fibra de coco o cualquier mejorador de sustrato.

Una vez terminado esto, devolvemos la tierra mejorada a su agujero y lo tapamos con un plástico negro, así evitamos que aparezcan hierbas malas o que las lluvias conviertan el sustrato en un nutrido barro.

Las bacterias y microorganismos empezarán a acondicionar el sustrato, con lo que en uno o dos meses tendremos el mejor soporte para que las raíces de nuestras plantas se puedan desarrollar a destajo.

Si ya llegó el momento de ubicar a las plántulas en el agujero de sustrato, puedes hacer hoyos en el plástico y poner ahí a la plántula. El plástico ayuda a que no aparezcan malas hierbas y le impide el paso a las plagas y a los animalitos que gustan, como nosotros, del cannabis.

Los agujeros del plástico, sepáralos al menos dos metros para dejarle espacio a las plantas y permitirles que crezcan con comodidad, además de dejarte un espacio cómodo para que te muevas entre ellas.

Las plantas en macetero solo necesitan que deposites en él la plántula a unos dos centímetros de la superficie, la dejes ahí y comiences el cuidado de la pequeña vegeta.

Recuerda que el cultivo es un arte y que el cultivador es un artista. Todo el esfuerzo, dedicación y amor que deposites en tu cultivo, tendrán a tus plantas contentas y te premiarán con una cosecha de calidad.

Bueno Humos!

151