NoticiasInternacionalEl Cannabis y su aporte al tratamiento del Alzheimer
16-03-2017 | Medicinal | Autor: Community Manager

El Cannabis y su aporte al tratamiento del Alzheimer

Según estudios iniciales realizados por investigadores del instituto de Salk, dirigidos por David Schubert, ubicada en La Jolla, cerca de San Diego en California, donde la marihuana se hizo legal en noviembre, señalan que el cannabis, específicamente el THC y  otros químicos, podrían utilizarse pata ayudar a tratar el Alzheimer.

Todo indicaría que estamos viento en popa frente a este tema, sin embargo la cosa no es tan así. Las estrictas y restrictivas leyes sobre la marihuana están frenando la profundización en esta investigación.

Así lo comenta el profesor Schubert, quien dice que estas cuestiones legales son un “obstáculo importante”  que impide que él y su equipo lleven a cabo más estudios sobre las propiedades medicinales del cannabis.

El equipo de investigación está consciente de que esta planta debe ser analizada con mucho más detalle. “Es bastante difícil obtener financiación sin tener que preocuparse de asuntos legales por encima de todo”, agrega Schubert.

Por esta razón el instituto de investigación presentó una solicitud a la Agencia Antidrogas de Estados Unidos, pidiendo permiso para usar extractos de cannabis para pruebas en ratones…aún no han recibido respuesta.

Esta enfermedad afecta a cerca de 48 millones de personas en todo el mundo. Una proteína llamada beta amiloide crea una placa dañina en el cerebro de las personas con demencia que puede destruir las células nerviosas.

En el primer estudio se utilizó una cantidad pequeña de cannabinoides, la que fue producida sintéticamente con el fin de estudiar su influencia en el cuerpo. En este estudio se encontró que estimulan la eliminación de esta placa tóxica asociada con la demencia en el cerebro.

En este estudio, el equipo del Instituto Salk pudo demostrar que el THC reduce la cantidad de beta amiloide en las células nerviosas con altos niveles de la proteína lo que permite que las células sobrevivieran.

Donovan Maust, profesor asistente de psiquiatría de la Universidad de Michigan, dijo que  “Es difícil decir qué efecto podría tener esto en los seres humanos, incluso si esto promovería con éxito la eliminación de la placa beta amiloide”.

El instituto recibe fondos del gobierno de Estados Unidos, lo que genera restricciones en el estudio, una de ellas es no poder usar cannabis en experimentos sin autorización.

Aunque la investigación vaya a pasos agigantados, si no se da el permiso necesario para ahondar y profundizar en el estudio, todos los avances quedarán estancados, a menos que los investigadores se trasladen a un lugar donde sí les den permiso para trabajar o simplemente se les de un sí para seguir

 

144