Artículos¿Cuál es la mejor forma de guardar mis semillas de cannabis?

¿Cuál es la mejor forma de guardar mis semillas de cannabis?

Como guardar semillas de Marihuana

¿Te ha pasado que después de podar tus plantas o de limpiar lo que molerás te sobran semillas de marihuana? Por muchas razones esto le puede pasar a cualquiera, pero lo que no muchos saben es que, al igual que muchas otras especies de plantas, las semillas de marihuana pueden ser recolectadas y preservarse para ser usadas en un plazo que puede ir de los dos a los tres años siguientes (incluso algunos entusiastas afirman que se puede llegar a los 5 años), para un cultivo de cannabis. Ahora, para que esto ocurra, lo mejor es mantener ciertas condiciones ideales de recolección y almacenamiento para guardar semillas de cannabis.

Esta información te servirá también si compras tus semillas de cannabis en Delaferia y necesitas conservarlas, ya sea para su colección o futura siembra. Son varios factores que determinan el estado de una semilla de colección, además de variables como temperatura, iluminación e insectos.

Después de la recolección de semillas de marihuana ¿Cómo las cuido?

– Cuida la temperatura: en primer lugar, debes saber que, para realizar una buena conservación de tus semillas, éstas deben permanecer en un lugar fresco y seco. La temperatura ideal para ello, oscila entre los 5°C a 8°C, por lo que puedes perfectamente guardarlas en la nevera de tu refrigerador. Eso sí, jamás debes dejarlas en la parte del freezer, ya que, si las semillas llegan a muy bajas temperaturas luego pueden sufrir daños al descongelarse y no podrán germinar. Mientras más alejadas de la zona del congelador, mejor será, por lo que el cajón de los vegetales suena como la mejor opción.

– Evita la humedad: para guardarlas en ese rango de temperaturas, debes tener cuidado de que no se humedezcan, por lo que debes procurar cierto aislamiento de las condiciones de tu refrigerador. En este punto hay muchas alternativas que puedes usar. Sin embargo, la más recomendable y a la mano es utilizar de esas típicas bolsas herméticas y pequeñas con “cremallera”, para poder aislarlas y conservarlas lo más secas posible. A su vez, estas bolsitas deben ir dentro de un pote de plástico, por lo que un envase de rollo fotográfico podría servir, ya que evita la condensación de la humedad y, además, no permite la entrada de la luz. Dato aparte: las bolsitas de gel de silicio que vienen en los zapatos o carteras nuevas, también ayudarán a mantener la sequedad del pote.

– Mantén la oscuridad: con el fin de guardar semillas cannabis en las mejores condiciones, debes evitar a toda costa la luz natural o artificial. Recuerda que toda semilla es igualmente un organismo vivo, por lo que reaccionarán sí o sí al estímulo lumínico. El único momento en que necesitan luz es cuando ya dispones de ellas para que germinen, así que, si este no es el momento, mantén las condiciones de almacenamiento ocupando un compartimiento opaco y ojalá negro, algo similar al envase de rollo fotográfico que te mencionábamos.

¿Dónde conservo mis semillas?

Si bien, mencionamos el refrigerador como el principal frigorífico para guardar semillas cannabis, también hay otros lugares que pueden ser de utilidad en caso de no contar con este electrodoméstico. Siempre piensa en los lugares que mantengan las condiciones antes mencionadas: rincones oscuros, frescos y secos, como la última parte del cajón donde guardas tu ropa, el fondo de tu closet o en cualquier compartimento que no esté ni en el baño ni en la cocina.

Por lo demás, todo depende del tiempo que pretendas conservar estas semillas, no será necesario que las guardes en la nevera si vas a plantarlas en un par de semanas. Otro dato: si tienes más de un tipo de especie o raza, trata de clasificar y etiquetar cada bolsa, así como de disponer de una lista en la parte de afuera del contenedor, de esta manera evitarás interrumpir el proceso de conservación y entorpecer las condiciones que tú mismo creaste. Parece obvio, pero es un consejo práctico a la hora de mantener el orden de tu cultivo.

¿Con qué tener cuidado al recolectar mis semillas?

Moho: si tus semillas no están secas a un nivel adecuado antes de almacenarlas, éstas pueden madurar hasta el punto de llegar a podrirse. Parece increíble, pero es el problema más frecuente en todo buen cultivo. El gel de sílice que ya fue mencionado, ayudará en buena parte a solucionar este problema.

Insectos: puede pasar que entre las semillas se encuentre alguno que otro insecto diminuto, de esos típicos que encontramos en cualquier planta. Para eso, una pizca de tierra de Diatomeas en cada bolsita, alejará a todo bicho de las mismas. Puedes encontrarla en cualquier tienda de productos botánicos.

Estos consejos para guardar semillas cannabis, aparte de garantizar su longevidad, también permitirán que tu cannabis mantenga sus propiedades intactas por una mayor cantidad de tiempo. Así también, una vez que quieras plantar, éstas germinarán con mayor facilidad, no se demorarán días en hacerlo y no correrás el riesgo de que mueran en el intento.