ArtículosEl hongo que puede hacer germinar mejor tus plantas de cannabis

El hongo que puede hacer germinar mejor tus plantas de cannabis

germinar cannabis con micorriza

¿Cúales son los hongos para Germinar Cannabis?

Cuando los hongos y las plantas trabajan de manera colaborativa, forman lo que se conoce como micorrizas, un proceso de simbiosis en el que ambas especies obtienen beneficios y crean un ambiente óptimo para crecer de manera saludable. Este fenómeno se da con la mayoría de las plantas de la tierra. Y el cannabis no es la excepción. Observa en qué consiste y cómo puede beneficiar tu cultivo.

¿Qué es exactamente la micorriza?

Generalmente se les da este nombre a los hongos implicados en la formación de micorrizas. Pero esa denominación no es del todo correcta. Se trata de órganos que se generan debido a la combinación simbiótica entre la raíz de una planta y los micelios de un hongo.

Las micorrizas trabajan como un sistema de absorción que se extiende por el suelo, con el fin de tomar el agua y nutrientes que la planta necesita (nitrógeno y fósforo, principalmente). Por su parte, el hongo recibe de la planta los carbohidratos y azúcares provenientes del proceso de fotosíntesis, los cuales son necesarios para su subsistencia, ya que obtiene glucosa, sacarosa y almidones.

Cabe señalar que este proceso fortalece la estructura radicular de la planta y la protege de microorganismos dañinos y las enfermedades que pululan en el ambiente donde se desarrollan.
En pocas palabras, la micorriza es una alianza simbiótica, una asociación natural y fundamental para la vida del suelo, las plantas y los hongos.

¿Cómo funciona y qué es una simbiosis?

Por simbiosis debes entender la asociación de organismos de especies diferentes, con el fin de optimizar su desarrollo vital. En ese sentido, como los hongos tienen una mayor capacidad para absorber los nutrientes del suelo, se asocian con las plantas y las proveen; a cambio, reciben altas dosis de azúcares que se sintetizan dentro de la hoja de tu planta.

Todo esto se da por medio de una conveniente combinación de las raíces de la planta y los micelios de los hongos.

¿Y la micorriza cannabis?

Existen miles de hongos micorrícicos en el planeta que trabajan en asociación con un sinnúmero de plantas. En cuanto a la marihuana, un tipo de micorriza cannabis que tiene buen desempeño es la VAM (Vesicular Arbuscular Micorrizas). Esta es capaz de penetrar en el tejido cortical de la raíz de la mata de marihuana, lo que aumenta el desempeño de la germinación, su crecimiento y la subsistencia sana.

Métodos de formación

Si bien en el mercado puedes encontrar la micorriza cannabis en diferentes presentaciones, y aplicarla en el suelo según las indicaciones del fabricante, nos detendremos a describir algunos métodos para atraer las colonias de hongos apropiados hacia tu cultivo de marihuana. Aquí te dejamos algunos consejos:

• Proporciona alimento atractivo: añade al suelo una fuente de hidratos de carbono. Puede ser jarabe de arce y/o zumo de frutas, ambas soluciones económicas y fáciles de conseguir. Debes mezclarlas con agua, en una relación de 10 ml de carbohidrato por un galón de agua, ya que así mantienes tu cannabis bien oxigenada para evitar el crecimiento de hongos no deseados. Además, es recomendable complementarlas con fosfato de roca, elemento fundamental para potenciar las micorrizas con fósforo que los hongos descomponen y suministran a la planta.

• Tierra de bosque fértil: es otro método de formación de micorrizas para tus plantas de marihuana, aunque es un poco más complicado si vives en un centro urbano. Busca un área arbolada (libre de cualquier exposición a productos químicos o contaminación). Excava un poco en la base de cada uno de los árboles y toma la tierra cercana a sus raíces. Este proceso debes repetirlo en diferentes zonas del bosque, para garantizar la diversidad y calidad de micorrizas recogidas. Al final, aplica esa tierra en el suelo donde tienes tu plantación, y complementa el proceso con humus de lombriz y turba de coco.

Al aplicar cualquiera de estos métodos, procura hacerlo cerca de la superficie del suelo. Esto permitirá que las raíces vírgenes de la planta tengan contacto con el hongo, se familiaricen, y empiecen a desarrollar el trabajo simbiótico que tanto beneficia a las dos especies.
Al usar las micorrizas en el proceso de germinación de las semillas, debes colocar los productos lo más cerca posible a estas. De esa manera, es más fácil que las colonias de hongos invadan la raíz y se inicie el proceso micorrícico.

Como vemos, esta simbiosis natural es clave en el proceso de germinación y subsistencia sana de la planta. Sin embargo, recuerda que por sí sola no asegura un resultado óptimo, un cultivo de cannabis requiere de muchos cuidados, en especial cuánta luz, agua y ventilación suministrar.