Artículos¿Cómo Cultivar Marihuana en Indoor?

¿Cómo Cultivar Marihuana en Indoor?

Como cultivar marihuana en Indoor

Esta es básicamente una de las dos formas posibles de cultivo de marihuana. La otra, como podrás imaginar, es en exterior. La diferencia principal entre cultivar en interior y en exterior, es que en la primera posees un mayor control de las condiciones: humedad, temperatura, entrada y salida de aire, etcétera.

Lo más importante antes de comenzar el cultivo de marihuana puertas adentro, es tener claro qué tipo de cannabis queremos sembrar: Lo primero es definir si quieres una semilla feminizada o autoflorecientes (semilla feminizada y automática). En segundo lugar es importante definir si será sativa o índica. Las sativas, al ser propias de regiones ecuatoriales, son de mayor tamaño y resistentes a climas cálidos; las índicas, por otro lado, tienden a ser más pequeñas y a aguantar climas más fríos. Las sativas alcanzan tamaños de entre 3 a 5 metros, mientras que las índicas crecen entre 1 y 2 metros, es por eso que para cultivar en interior te recomendamos alguna especie de cannabis índica o al menos híbrida.

Una vez aclarado este punto, pasemos a la siguiente parte para detallar qué clase de semillas autoflorecientes son las que más te convienen, y aprender sobre los pasos para cultivar marihuana en indoor.

Mejores Semillas Autoflorecientes y feminizadas para Interior

En el caso de las autoflorecientes, estas provienen del cruce de variedades rudelaris con sativas, índicas o híbridas. Al llegar a cierta edad, las rudelaris comienzan a florecer automáticamente, ofreciendo la posibilidad de despreocuparse de los períodos luminosos. Su ciclo de vida dura entre 55 a 65 dias, tanto en exterior como indoor. Al cultivarse en interior, lo normal es obtener unas 5 cosechas al año.

Las semillas para cultivar en indoor más indicadas provienen en general de un genotipo índico o híbrido-índico. Identificar de dónde provienen es prácticamente imposible, pues son el resultado de muchos cruces realizados por el ser humano. En cualquier caso, las especies índicas provienen de localidades cordilleranas al norte de la India y otras partes de Asia como China y Pakistán, razón por la que tienden a ser más pequeñas

Listado de las Mejores Semillas

Pasos para Cultivar Marihuana en Indoor

1.- Armario

Ahora que contamos con nuestras mejores semillas, es hora de comenzar a cultivar. Lo siguiente es conseguir un armario. Puedes prescindir de uno si decides instalar la luz indicada en el portalámparas de la habitación en la que realices el cultivo, pero no será tan eficiente como al usar armarios especiales para cultivar. Estos son forrados con PET (tereftalato de polietileno), una capa reflectante usualmente blanca o de color aluminio que permite aprovechar cada haz luminoso.

Por supuesto, el armario puedes comprarlo listo o bien armarlo tú mismo si deseas gastar en lo justo. El tamaño recomendado es de unos 100×100 o 120×120 cm de superficie, por unos 200 de altura. Lo más importante es que el armario cuente con un soquete para la ampolleta, ventilación adecuada, y algún mecanismo de cierre y apertura sencillo para evitar que salga la luz y el olor.

2.- Germinación

Al cultivar marihuana en indoor, no es llegar y meter las semillas en el armario: antes que todo hay que preocuparse de que las plantas germinen. Para esto, lo más recomendable es utilizar papel absorbente y ubicar ahí las mejores semillas autoflorecientes, en un ambiente cálido, pero no demasiado caliente. Si ves los primeros brotes, de unos pocos milímetros de largo, entonces la germinación ya está lista y es hora de trasladar los retoños hacia el interior.

3. Cultivo

¿Qué sustrato utilizar para el cultivo de cannabis?

La tierra es el mejor sustrato a utilizar para empezar a familiarizarse para cultivar marihuana en indoor. No sirve cualquier tierra para el cultivo de cannabis, ya que la necesaria tiene unas características específicas y una composición determinada como tienen todos los sustratos creados específicamente para el cultivo de marihuana en indoor.

El sustrato ideal para cannabis tiene el ph ajustado, turba sphagnum o fibra de coco para ayudar a retener el agua, perlita o vermiculita para airear el medio y aporte orgánico de macro y micronutrientes, bacterias y hongos benéficos para la planta.

En nuestras tiendas puedes encontrar el sustrato que estás buscando para tu semilla de marihuana.

Realizas el cultivo inicial en una maceta pequeña donde una vez que se hayan germinado las semillas, y aparezcan los cotiledones, se procede a migrar todo a una maceta de mayor tamaño. Siempre preocúpate de que el tallo no se estire, ya que eso significa falta de luz. Las plantas deben tener un riego moderado, con un baso de agua al inicio para tener una medida clara.

El transplante final a una maceta mayor se realiza cuando las raíces de la planta hayan colonizado toda la maceta. En la maceta nueva se pone el sustrato necesario y se deja el espacio para recibir a la planta con todo su sustrato actual, así la migración es amigable con las raíces.

A partir de este punto lo importante es proseguir con los cuidados mencionados anteriormente, además de mantener una lógica de riego y y darle agua solo cuando la planta lo requiera. Mantener la humedad y la temperatura constante hasta final del cultivo.

Todos nuestros canales de atención al cliente están disponibles para ti y tu cultivo, para guiarte y ayudarte en lo que sea necesario respecto a tu cultivo. Facebook, Instagram, WhatsApp, correo electrónico, ayuda telefónica o presencial en la tienda, todo en busca de un cultivo exitoso.